Una encuadernación para cada ocasión

Descubre los diferentes tipos de encuadernación que podemos usar en tus trabajos.

Tipos de encuadernación

Wire-O

El sistema de encuadernación Wire-O se basa en la unión de un grupo de hojas mediante unas anillas de alambre doble. Para comenzar, se perforan las hojas en un lateral, a continuación se introduce las anillas metálicas en las perforaciones y se cierra mecánicamente. Este tipo de encuadernación permite poder girar las hojas en 360 grados.

Espiral

El sistema de encuadernación en espiral es uno de los sistemas de encuadernación más económicos del mercado. Consiste en la unión de un grupo de hojas mediante bloques, perforando en uno de los laterales y a continuación se introduce el alambre por cada uno de los agujeros realizados. De esta manera, las hojas quedan sujetas y permiten una movilidad de 360 grados.

Caballete

El método de encuadernación mediante grapa o también llamado caballete, es otro de los sistemas más económicos y utilizados en publicaciones que contengan un pequeño número de páginas. Consiste en agrupar las hojas en bloques no mayores a 36 páginas (siempre y cuando el papel no sea excesivamente grueso) y se añaden 2 puntos de grapa para sujetar las hojas.

Dentro de este tipo de encuadernación, hay diferentes tipos de grapas:

  • Grapa estándar: ideal para folletos y revistas.
  • Grapa omega: es perfecta para tarifas o cualquier dossier con información complementaria.

Rústica

También llamada popularmente como encuadernación en tapa blanda. Este tipo de encuadernación permite unir un grupo de hojas con una cubierta o portada de mayor grosor mediante encolado o cosido. Dentro de este tipo de encuadernaciones podemos encontrar:

  • Rústica fresada: se unen las hojas alzadas en orden, se fresa el lomo y a continuación se encola y pega la cubierta. Este tipo de encuadernación es recomendable si el producto no va a tener una larga vida.
  • Rústica PUR: sigue los mismos pasos que la rústica fresada pero se utiliza un tipo de cola de mayor densidad y resistencia, dotando al producto de una mayor duración.
  • Rústica cosida: al igual que en las dos anteriores encuadernaciones, se unen las hojas en tacos y se cosen con hilo. Es una encuadernación que ofrece una mayor resistencia y calidad.

Cartoné

La encuadernación en cartoné o también conocida popularmente como encuadernación en tapa dura, permite dotar al libro de una mayor rigidez y calidad al forrar un cartón con las cubiertas impresas en papel. Una vez seco, se une junto al tomo y se encuaderna con hilo o encolado.

¿Quieres ser cliente?

Rellena el siguiente formulario y uno de nuestros comerciales se pondrá en contacto.